jueves, 25 de junio de 2015

LA BASE DE UN CABELLO SANO ESTÁ EN EL CUERO CABELLUDO

TODO CABELLO SANO TIENE SU ORIGEN EN EL CUERO CABELLUDO

UN CUERO CABELLUDO SANO: EL PRINCIPIO DE TODO

 

Hola a todas,perodonad que esta semana solo publique un post, estoy muy liada haciendo cursos y no tengo tiempo para nada.
Hoy os traigo un poquito de información sobre los cuidados del cuero cabelludo, ya que partiendo de un cuero cabelludo sano tendremos una melena saludable y espectacular.

Vamos a apreder a como cuidar el cuero cabelludo para presumir de melena este verano.

Y es ahora más que nunca, en la época del verano, en la que tenemos que prestar especial atención a nuestro cabello y cuero cabelludo, ya que el sol, el cloro de la piscina, el agua de la playa... son factores que perjudican gravemente a nuestro cabello y se acentuán en gran medida si no lo cuidamos como es debido.

Muchas de nosotras padecemos afecciónes en nuestro cuero cabelludo, como puede ser un cuero cabelludo graso, la caspa con sus molestos y horribles picores o simplemente un cuero cabelludo seco. Todo esto tiene repercusiones sobre nuestro cabello impidiendo que luzca como nosotras queramos. Pues bien os traigo la clave para acabar,en medida de lo posible, con estos problemas tan frecuentes que a veces traen consigo problemas mayores si no se tratan a tiempo. 


Bases para tener un cuero cabelludo sano

La limpieza es lo principal.
Aunque no te des cuenta, lavar correctamente el cuero cabelludo evitará que se acumule suciedad e impurezas que van tapando los poros y no permiten que los folículos pilosos se nutran. Esto “asfixia” a la piel y al cabello, haciéndolo más quebradizo y débil.
Igualmente no quiere decir que hay que lavarse la cabeza todos los días, siempre es bueno encontrar el equilibrio. Los expertos dicen una vez cada tres días es el tiempo adecuado, porque permite que el cuero cabelludo se seque por completo y pueda producir por sus propios medios aceites naturales.  
Cuando te laves el pelo haz dando un masaje y usando un shampú acorde a tu tipo de piel.
Evita aquellos productos que resecan o que son irritantes. Los mejores son los de avena, aguacate, germen de trigo, miel o jojoba.



En relación a las mascarillas, es bueno saber que son excelentes para nutrir tu cabello pero también el cuero cabelludo. No debes faltar nunca en una rutina de belleza. Aplicala una vez por semana y en lo posible, que sean naturales. Como por ejemplo, la que se forma mezclando miel de abeja y yogur natural. Permite revitalizar, regenerar los tejidos y es antiséptica. Puedes aplicar con abundancia sobre el cuero cabelludo y peinar suavemente para repartir por todo el cabello. Sustituye la piel por pulpa de aloe vera si tienes el pelo muy seco, así también hidratarás tu piel. No te olvides de nutrir periódicamente.

Algo que no todas las mujeres tienen en cuenta al momento de preocuparse por la salud de su cabello es la dieta. Si comer bien tu cuero cabelludo (como la piel en general) se verá hermoso. Cuando te faltan nutrientes eso se notará en seguida en el cuerpo. Añade a tu plan alimentario diario algas marinas, pescado, zumos de vegetales frescos (como ser apio, zanahoria y alfalfa), almendras, nueces, aceites, leches vegetales y frutas. Deja de lado los fritos, las salsas, los picantes y las harinas.


  

El cuero cabelludo: caspa y psoriasis


Son dos de las complicaciones más habituales relacionadas al cuero cabelludo. En el caso de la caspa aparece más que nada en la frente y primeros tramos del pelo (donde es más visible) y es la fabricación en exceso de células muertas. Se puede tratar con un buen shampú hecho con hierbas naturales.
La psoriasis del cuero cabelludo se suele manifestar detrás de las orejas, la nuca y las líneas del pelo. Las escamas son más grandes y visibles que la caspa y hasta hay inflamación de la raíz del cabello. Para combatirla se aconseja no cepillarse constante ni enérgicamente para librarte de esos copos pues agravará el problema. Tampoco se recomienda rascarse o arrancarlas frenéticamente. Lo mejor que puedes hacer es lavarte con suavidad, no usar secador de pelo ni productos para peinar. Si está permitida la utilización de mascarillas para nutrir el cabello. Además, es preciso que prestes atención a tu vida personal, porque puede tratarse de un caso de estrés o de ansiedad.


Bueno y esto es todo. Espero que os sirva de ayuda.

 buen fin de semana :)